La casa de Riverton - Kate Morton

La casa de Riverton constituye la ópera de prima de Kate Morton. El début de esta autora se salda con un balance positivo, con una novela de intrigas, lealtades, secretos y amor a partes iguales, en un contexto del esplendor social de la alta sociedad inglesa del inicio del S. XX y la posterior decadencia que se vive tras las dos grandes guerras que asolan el mundo.

Esta novela está desarrollada en dos tiempos. En 1915 una joven Grace Bradley a sus catorce años, comienza su servicio en la casa de Riverton. Ha sido recomendada por su madre, quién tiempo atrás también trabajó sirviendo en la misma casa. La madre de Grace guarda oscuros secretos relacionados con esa época de su vida, con su estancia en Riverton y con sus habitantes. De la misma manera, guarda otro gran e impenetrable secreto relacionado con el padre de Grace, por lo que, poco a poco, la chica se siente aliviada de escapar de las garras de ese mundo de entresijos y secretos. Una vez en la casa y llevando a cabo sus tareas, comienza a su vez la relación con la familia Hartford y, sobre todo con los niños David, Hannah y Emmeline, sobre quienes siente una profunda fascinación. Grace va a ascendiendo poco a poco y adquiriendo más obligaciones hasta convertirse en doncella de Hannah, la cual se la lleva consigo cuando, tras su matrimonio, fija su residencia en Londres. Grace y Hannah siempre han tenido una conexión especial, y Grace se convierte en la guardiana de los secretos de su señora. Estos secretos se alargan en el tiempo hasta el verano de 1924, donde Grace, Hannah y Emmeline son silenciosas testigo de un hecho funesto, así como las únicas que saben que la historia no sucedió como se cuenta en la versión oficial.

En 1999, una anciana Grace Bradley (entrañable personaje) recibe una carta de una productora de cine americana. Quiere recrear la vida de las hermanas Hartford. Los recuerdos que Grace ha tenido bloqueados en su mente vuelven ahora como si nunca se hubieran ido.

Los recuerdos que durante largo tiempo había arrinconado en los oscuros confines de mi mente encontraron grietas por donde filtrarse. Las imágenes surgieron con una claridad que me dejó pasmada, con total nitidez, como si el tiempo no hubiera pasado.

Como hemos mencionado anteriormente, La casa de Riverton nos adentra en el mundo de la sociedad inglesa de principios del S. XX, donde se nos muestran las diferencias existentes entre las clases sociales, los amos y los sirvientes, los ricos y los pobres, así como las relaciones que se establecían entre ellos. También se nos muestra la influencia que han tenido las dos guerras mundiales en el contexto en el que se narra la historia, así como en la misma sociedad inglesa. Se nos presenta una época de terror, muertes, guerras, enfermedades y lesiones, secuelas… donde todos los hombres iban al frente pero no se sabían quien volvía.

La historia está narrada desde el punto de vista de Grace Bradley, nonagenaria que ha crecido a la sombra de la familia Hatford, propiertarios de Riverton. Grace, como criada y posteriormente como doncella, está al corriente de muchos de los secretos que los Hartford han querido ocultar al mundo, y ella ha sido una guardiana silenciosa hasta el final. El relato va surgiendo poco a poco de los recuerdos de Grace, comenzando con el día que comenzó a trabajar en Riverton y finalizando en aquella fatídica noche de verano de 1924.

A través de las páginas de La casa de Riverton logramos conocer a los personajes. El relato, aún narrado por Grace en su totalidad, va a estar centrado en la historia de las hermanas Hartford, cuyas vidas se han visto entremezcladas inevitablemente con la de la narradora. Se nos va a presentar todos los personajes tal y como los ve Grace, como a su propia familia al resto de los sirvientes de Riverton; como a seres inalcanzables y fascinantes al resto de la familia Hartford.  Es verdad que a los personajes les falta definición, llegamos a conocer únicamente en profundidad a Hannah y a Emmeline, ni siquiera a la misma Grace. Hay personajes a los que se les podía haber sacado un poco más de partido, como por ejemplo el señor Frederick, que lo único que consigue transmitirnos es oscuridad, o incluso el mismo poeta Robbie S. Hunter, que cobra importancia hacia el final de la novela.

Es una novela perfecta para pasar un rato agradable. De estilo sencillo y lectura ágil, puede llegar a resultar un poco lento al principio, pero tenemos que tener en cuenta que la autora está preparando la ambientación para los hechos que se van a desarrollar a continuación. Hacia la mitad, el ritmo aumenta y los acontecimientos se suceden ahora a mayor velocidad. La ambientación está muy conseguida y te va a parecer estar caminando en los jardines de Riverton, así como estar parados ante esa magnífica mansión.

Si bien Eros y Psique se alzaban, grandiosos, magníficos, en el jardín que estaba al frente de la casa -como un anticipo de la grandeza del propio edificio- la fuente más pequeña tenía algo de especial, un matiz de misterio y melancolía oculto bajo la soleada claridad del jardín sur.

El estilo de Kate Morton es único. No deja de asombrar la maestría que tiene esta autora para mezclar tiempo pasados y modernos, para hilar historias y relacionar personajes en el pasado y en el presente. Quizás que penséis que puede llegar a ser un lío, pero lo descubriréis después de haber leído algo de su obra.

Si te ha gustado La casa de Riverton, no podemos dejar de recomendarte otras obras de Kate Morton como El cumpleaños secreto o El jardín olvidado, obras más tardías, pero más pulidas a su vez.

Verano de 1924. Durante una rutilante fiesta de la alta sociedad en Riverton Manor, una preciosa mansión a orillas de un lago, un joven y prometedor poeta se quita la vida. Las únicas testigos de ese dramático hecho, las hermanas Hannah y Emmeline Hartford, no se volverán a hablar nunca más.
Invierno de 1999. Grace Bradley, una anciana de noventa y ocho años que otrora fuera doncella en Riverton Manor recibe la visita de una joven directora de cine que está rodando una película sobre el suicido del poeta. Esa visita convoca los fantasmas del pasado, recuerdos que durante décadas Grace había relegado a lo más profundo de su mente, incapaz de enfrentarse a ellos.
Kate Morton retrata en La casa de Riverton los últimos esplendores de la aristocracia inglesa, un mundo de convenciones y secretos atravesado por vehementes pasiones y terribles desengaños.
– La casa de Riverton –

¿DÓNDE PUEDO COMPRAR LA CASA RIVERTON?

comprar en Amazon casadellibro

Comentarios