los muertos viajan deprisa. Nieves garrido y vicente abarca

En Los muertos viajan deprisa nos sumergimos en la última investigación (hasta el momento, por supuesto) de la que se encargan la inspectora Valentina Negro y su inseparable Javier Sanjuán. Esta cuarta entrega cuenta, sin lugar a dudas, con la calidad literaria de sus predecesoras. Si eres un amante de la novela negra te recomendamos leer la saga en orden cronológico, comenzando con Crímenes exquisitos, seguida de Martyrium y finalizando con El hombre de la máscara de espejos, antes de sumergirte en esta nueva novela.

Los autores nos sorprenden una vez más con una historia original y bien estructurada. ¿Qué puede haber más atractivo para un amante de la novela negra que un asesinato transcurrido entre autores de novela negra que se dirigen a un certamen de este mismo género? Esta novela, nuevamente escrita a cuatro manos entre este magnífico dueto de autores, Vicente Garrido y Nieves Abarca cuenta con la chispa necesaria para encandilar a los lectores en esta nueva investigación.

Los hechos narrados en Los muertos viajan deprisa comienzan en el Tren Negro que se dirige hacia la Semana Negra de Gijón y a bordo del cual viajan y duermen varios escritores participantes en dicho certamen. En este escenario se produce un brutal asesinato. Una mañana se encuentra el cuerpo de Cecilia Jardiel, novelista de éxito de este género, en su cabina, violada, vejada y asesinada, y con una puesta en escena esperpéntica tras el homicidio, llena de simbolismo. Poco tiempo después, se produce otro brutal asesinato. En este caso se trata de otro escritor, encontrado en su habitación de hotel, brutalmente asesinado y con un tratamiento post-mortem que recuerdan al crimen de Cecilia. Con estas premisas y estos dos casos arranca otra trepidante investigación dirigida por la inspectora Negro y asesorada por Javier Sanjuán… y alguien más.

Pero complementando esta trama principal aparece Marcos Albelo, El Peluquero, violador de menores que fue atrapado en el pasado por Valentina Negro. Albelo ha escapado de la cárcel gracias a la ayuda de Pedro Mendiluce, empresario de éxito, que pretende ejecutar su venganza a través de su esbirro.

Volvemos a coincidir con nuestros queridos personajes, la inspectora Valentina Negro y Javier Sanjuán. La relación entre ellos es ahora de más que amistad, pero ninguno de los dos se atreve a definir la situación en términos románticos. Se producen entonces una serie de malentendidos que remueven los cimientos de esta relación. Mucho tiene que ver en esto la aparición de un tercer personaje interesado en Valentina, Ignacio Bernabé, policía que lleva la investigación de Gijón y que colabora con el equipo de A Coruña para la resolución de los asesinatos. Esta colaboración los une estrechamente, y Valentina empieza a dudar de sus sentimientos hacia ambos hombres.

El estilo en el que está escrito Los muertos viajan deprisa no dista mucho de sus predecesoras, novela escrita a cuatro manos, hilada con una armonía asombrosa. El ritmo hace la lectura amena, aun con sus habituales escenas de brutalidad no apta para estómagos sensibles. Secuela absolutamente recomendada para todos los lectores que quieran mantenerse con el alma en vilo de principio a fin. Además, esta entrega se presenta en un formato más corto que el resto de ellas, llegando apenas a las 400 páginas, puede que un incentivo para muchos. No dejéis pasar la oportunidad de disfrutar de esta magnífica novela.

La historia —que toma su título de una cita de Bram Stoker— arranca con un brutal asesinato a bordo del Tren Negro, en el que varios escritores se dirigen a un famoso encuentro de literatura policíaca. Tras este crimen vienen otros, siempre llenos de simbolismo.
La inspectora Negro y su inseparable compañero, el criminólogo Javier Sanjuán, tienen que averiguar quién es el enigmático asesino de escritores.
Mientras tanto, un peligroso violador de adolescentes, capturado en el pasado por Valentina, ha escapado de la cárcel, complicando aún más la situación.
Los muertos viajan deprisa es una invitación a asomarse a las debilidades humanas y una reflexión sobre los motivos que pueden llevarnos a la maldad. Un relato extraordinario que va más allá de cualquier etiqueta de género.
– El hombre de la máscara de espejos –

¿DÓNDE PUEDO COMPRAR LOS MUERTOS VIAJAN DEPRISA?

comprar en Amazon casadellibro

Comentarios